Protégete sin brillos

Por fin ha llegado el verano y ya podemos disfrutar del sol. Esto implica también un mayor riesgo para nuestra piel, por lo tanto tendremos que utilizar protectores solares. Con este simple gesto evitaremos además de un envejecimiento prematuro de nuestra piel, la aparición de las tan odiadas manchas solares sin contar posibles lesiones cutáneas como melanomas.